Diseñadores

Manish Arora

Hoy en R de Moda, retomamos la sección dedicada a conocer la infinidad de diseñadores que nos ofrece el panorama mundial de la moda, más allá de las grandes marcas que ya todos conocemos.

Hoy le toca el turno a Manish Arora, que se licenció en 1995 en el National Insitute of Fashion Technology de Nueva Delhi, para acabar creando su propia firma en 1997.  Hasta la fecha, Manish Arora no había participado en ninguna semana de la moda. Sin embargo, fue en el año 2000 cuando decide dar su gran salto a las pasarelas, representando a la India en la semana de la moda de Hong Kong. A su vez, participó en la primera edición de la semana de la moda en que se celebró en Nueva Delhi.  Aprovechando la ocasión, decidió lanzar una segunda marca: «Fish Fry», una linea de ropa deportiva muy colorida, en colaboración con Reebook.   

Fue en 2002, cuando toma la decisión de abrir una primera tienda, de su segunda marca, en Nueva Delhi y un año más tarde en en Mumbai. Hay que decir que los diseños de Manish Arora, al principio no llamaron demasiado la atención en el mundo de la moda. Sin embargo, un punto de crecimiento para la firma fue el momento en el que una compradora se hizo con toda la colección de Primavera/Verano 2004 para su tienda en París. En ese mismo año ganó el premio al Mejor diseñador de Prêt para Mujeres, en los Premios de la Moda de la India. Un año más tarde participó en la semana de la moda de Miami y en la de Londres, donde tuvo una gran y exitosa respuesta por parte de los compradores y prensa.

Arora exhibió sus diseños en  Victoria & Albert Museum de Londres, para una exposición llamada «Global Local». No debemos olvidar que ha realizado alguna que otra colaboración con importantes marcas como: Reebok , los cosméticos Mac y la empresa de relojes Swatch.

 

 

En 2012, Arora presento su nueva linea de joyería en asociación Amrapali.

En cuanto aspectos más personales del diseñador Manish Arora, persigue una filosofía que consiste en escuchar sus instintos más creativos sin importar las consecuencias que ello pueda tener. Su tipo de clientela es aquella a la que le gusta el color, experimentar con él, y que no tiene en su mente lo ordinario. En cuanto a su estética la definiría como inusitadamente interesante, llamativa e innovadora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: